Empresario Individual (Autónomo). Personas físicas.

El empresario individual (autónomo) es una persona física que realiza de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, dé o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena.



El empresario individual realiza la actividad empresarial en nombre propio, asumiendo los derechos y obligaciones derivados de la actividad empresarial. Su responsabilidad frente a terceros es universal y responde con todo su patrimonio presente y futuro de las deudas contraídas en su actividad empresarial.

Si el empresario o empresaria están casados puede dar lugar a que la responsabilidad de sus actividades alcance al otro cónyuge. Por ello hay que tener en cuenta el régimen económico que rige el matrimonio y la naturaleza de los bienes en cuestión.

En cuanto al capital necesario para su constitución no existe un mínimo legal.


  •  Características:
    • Control total por parte del empresario, que dirige su gestión.
    • La personalidad jurídica de la empresa es la misma que la del empresario, quien responde personalmente de todas las obligaciones que contraiga la empresa.
    • No existe diferenciación entre el patrimonio mercantil y su patrimonio civil.
    • No precisa proceso previo de constitución. Los trámites se inician al comienzo de la actividad empresarial.
    • La aportación de capital a la empresa, tanto en su calidad como en su cantidad, no tiene mas límite que la voluntad del empresario. 
  •  Ventajas :
    • Es una forma empresarial idónea para el funcionamiento de empresas de muy reducido tamaño.
    • Es la forma que menos gestiones y trámites ha de hacer para la realización de su actividad, puesto que no tiene que realizar ningún trámite de adquisición de la personalidad jurídica.
    • Puede resultar más económico, dado que no crea persona jurídica distinta del propio empresario.
  •    Inconvenientes:
    • La responsabilidad del empresario es ilimitada.
    • Responde con su patrimonio personal de las deudas generadas en su actividad.
    • El titular de la empresa ha de hacer frente en solitario a los gastos y a las inversiones, así como a la gestión y administración.
    • Si su volumen de beneficio es importante, puede estar sometido a tipos impositivos elevados ya que la persona física tributa por tipos crecientes cuanto mayor es su volumen de renta, mientras que las sociedades de reducida dimensión (menos de 8 millones de euros de cifra de negocios) tributan al 25% sobre los primeros 120.202, 41€ de beneficios.